Curso alemán Munich
  • Actividades de tiempo libre

Programa de actividades culturales y de tiempo libre

Aprender un nuevo idioma también significa aprender algo nuevo acerca de una cultura diferente y experimentar al mismo tiempo otras maneras de vivir. Es por eso que organizamos para los cursos intensivos de alemán (intensivos, super intensivos, intensivos de verano) un amplio y atractivo programa cultural y de tiempo libre (en verano, 3 actividades por semana - durante el resto del año 1 actividad semanal) para que tengas la oportunidad de sumergirte en el día a día alemán, conociendo así Munich y sus alrededores.

El programa de actividades incluye excursiones por los alrededores de Múnich (Chiemsee, Salzburg, Dachau,etc.), salidas al cine y teatro, visitas a castillos, museos y exposiciones, deporte, paseos por la ciudad, salidas en bicicleta, exposiciones, deporte, películas de video, etc.

Lago de Chiemsee

El castillo “Herrenchiemsee”, situado en la Isla de los Hombres, es una de las mayores atracciones de la Alta Baviera.
Chiemsee

Salzburgo

La fama mundial de Salzburgo es debida a la magia incomparable de la silueta de la ciudad, la belleza del paisaje de sus alrededores y la fortuna de que Wolfgang Amadeus Mozart nació aquí en el año 1756. Debido a la unidad arquitectónica y harmonía del casco antiguo de la ciudad, en 1997 fue declarado "patrimonio de la humanidad" por la UNESCO.
Salzburg

Dachau

«Dachau – el sentido de este nombre jamás podrá ser borrado de la historia alemana. Es un sinónimo para todos los campos de concentración que los Nazis establecieron en su territorio.» (Eugen Kogon)
Dachau

Biergärten

Los Biergarten (Jardines de cerveza) comenzaron en Baviera en el siglo XIX, en Múnich, cuando se bebía solamente cerveza de fermentación baja, la cual sólo se debía preparar en los meses fríos, para poder alcanzar y conservar la temperatura correcta. Para que la cerveza pudiera ser servida también en los meses calurosos, las grandes cervecerías construyeron sótanos en los márgenes del río Isar y, de esa forma, conservar la cerveza en temperaturas adecuadas. De igual manera, para ayudar a mantener fresco el suelo sobre los sótanos, este se cubría de gravilla y, adicionalmente, se plantaron castaños, por la sombra fresca y cerrada que ofrecen. Los productores vendían la cerveza directamente en los sótanos a los clientes, quienes tenían permitido llevar una jarra de gran tamaño (bierkrug) para ser servidos y, posteriormente, beber la cerveza en casa. Sin embargo, debido a que cada vez más gente prefería reunirse en el lugar de venta, un paso lógico fue colocar mesas y bancas para los clientes y, posteriormente, como derivado, vender comida, haciendo esta práctica muy popular entre los habitantes de Múnich. Sin embargo, esta dinámica afectaba a los pequeños productores del resto de Múnich y sus alrededores, lo que los llevó a solicitar el auxilio del rey Maximiliano I, quien decretó que no se vendiera comida en los establecimientos y que, quienes quisieran comer, debían llevar su alimento, el cual era llamado "Brotzeit", que literalmente quiere decir "tiempo de pan", pero que, en realidad, describe una comida típica, consistente en carnes frías, verduras, queso y pan, todo acompañado de una cerveza grande.
Biergärten